Hoy es Miercoles 22 de Marzo de 2017 Agregar a favoritos   |   Quienes somos   |   Contacto
RADIO MOTUL EN VIVO CLICK AQUÍ
Foto




"Disciplina y profesión: a propósito del día del Trabajador Social en México "
» Articulos Especiales   Jueves, 21·Agosto·2014

"Disciplina y profesión: a propósito del día del Trabajador Social en México "

Lic. David H. Góngora Castillo.

Estudiante de la Facultad de Enfermería y Trabajo Social- UADY

Si como profesionales nos pusiéramos a pensar en el "qué hubiera pasado" si hubiéramos estudiado otra carrera, probablemente dilucidaríamos en las opciones profesionales que tuvimos al momento de escoger, a los consejos de la orientadora profesional y las futuras remuneraciones económicas que tendríamos, en resumen todo un dilema, sin embargo algo que nunca hubiéramos podido dudar era en el interés que teníamos por dedicarnos a una ciencia o disciplina humana o social.

El trabajo social como opción profesional es una decisión de alto impacto para la vida de cualquier universitario, para empezar por el poco conocimiento que se tiene de la misma y después por la satisfacción personal que esta generaría, de una u otra forma ambas influirían en la elección.

La disciplina científica posee entre sus principales características la formación integral para la generación de conocimientos acordes a la atención de diversas problemáticas y necesidades sociales imperantes en una población globalizada, la cual se encuentra inmersa en un caos político, económico, social y cultural, donde se valora más lo cuantitativo que lo cualitativo y se aprecian con mayor magnitud las evidencias materiales a los resultados humanos, allá está el punto central del Trabajo Social generar profesionales altamente capacitados en la formulación de alternativas que puedan subsanar o generar tanto políticas de atención como acciones de intervención directa en una comunidad, grupo o individuo presentándoles un panorama diverso de soluciones y propugnando empoderamiento y canalización hacia diversas instituciones, ONG´S o grupos que se dediquen a la atención de estas. Pero no todo es color de rosa, la profesionalización de la disciplina ha sido extensa a tal grado que hemos olvidado que la fundamentación de nuestra praxis se debe remitir a la investigación social con un alto sentido humano y social. Si bien existe un numerable grupo de colegas que impulsan día a día la argumentación y la crítica, existe otro grupo, mayor aún, que se mueve entre el empirismo y el asistencialismo haciendo a un lado la fundamentación teórico-metodológica en su ser y quehacer.

No existe nada negativo en la profesionalización y en el trabajo operativo lo negativo radica en que olvidemos que como científicos sociales necesitamos de manera imperativa del conocimiento para el ejercicio profesional y peor aún que hagamos a un lado la argumentación metodológica para ejercer lo que por muchos años de estudio aprendimos: la teoría sin la práctica y la práctica sin teoría no pueden concebirse.

Cuando como profesionales o estudiantes NO referenciamos al cúmulo de ideas existentes que giran en torno al nuestro objeto de estudio, es como estar elaborando un pastel sin ponerle levadura, probablemente se genera un resultado pero sin fundamento, por esa misa razón este día nacional del Trabajador Social, sobre todo en Yucatán, no podemos olvidar que él:

Trabajo Social a partir de su concepción como profesión y desde su historia, ha impulsado y demandado a un Trabajador Social reflexivo con grandes tintes de trasformación a la par con la sociedad y de su contexto. Como ninguna otra en las Ciencias Sociales, precisa revisar y revisarse, asumirse en un constante proceso de cuestionamiento, que mueva a los colegas a aclamar investigación que produzca nuevos caminos y epistemologías para lo que es necesario posesionarnos como sujetos inmersos en estas tramas y, prepararnos para afrontar como profesionales e intelectuales los desafíos y exigencias que nuestras intervenciones profesionales requieren. (Camargo Lemus; 216)

Los retos son mayúsculos pero no imposibles, lo más deplorable es que como profesionales hemos vividos silenciados tanto en el discurso como en la práctica, este silencio lo hemos propiciado porque no hemos incentivado el crecimiento de nuestra teoría y la hemos limitado a ser un conjunto de ideas tomadas de otras ciencias y disciplinas, sin embargo los modelos de intervención en comunidad, caso, individual, grupo, han trascendido nuestros propios límites disciplinares para posicionarse como verdaderos métodos de trabajo y acción en las ciencias sociales, de tal forma que se han convertido en un indicativo o referencia para el ejercicio profesional.

Si queremos que nuestra disciplina se convierta en una profesión de acción y reflexión debemos "de comenzar a pensar al Trabajo Social como objeto de reflexión y como sujeto reflexivo. Donde los hechos sociales se entrelazan e interactúan, obligándonos a reformular lo social, los supuestos epistemológicos, la necesaria integración de los principales aportes del pensamiento" (Pág. 221).

Con esto no solo vamos a lograr ofrecer mejores condiciones de desarrollo para la sociedad sino que además generaremos políticas de cambio desde adentro para impulsar proyectos que impacten directamente a la sociedad que tanto los demanda y necesita de igual forma iremos desarrollando prácticas nuevas en Trabajo Social, cuyo objetivo fundamental ha sido siempre el de mejorar y/o transformar condiciones de vida, modos de actuación y contextos vulnerables sobre la base de generar una participación activa de los grupos e individuos, propiciando el desarrollo de sus potencialidades y capacidades poniéndolos al servicio de toda la comunidad.

Consideraciones finales

Es bien conocido que Trabajo Social ha hecho investigación pero, disciplinaria, es decir, comprendiendo "más o menos" un solo y mismo nivel de la realidad, y la investigación en general centra su interés en la acción simultánea de varios niveles de la compresión, pero aunque sus niveles son distintos, ambas son complementarias. Si queremos un trabajo social múltiple, necesitamos de una investigación disciplinaria la cual, a su vez, sea clara en su manera de pensar, nueva y fecunda por medio del conocimiento. En ese sentido, las investigaciones no deben de ser incompatibles, sino complementarias para ofrecer alternativas a los grupos que atendemos y para los que nos hemos formado que son los grupos, individuos o comunidades.

Seamos profesionales comprometidos dentro de una ética de justicia y equidad respaldada como argumentos válidos y referenciados en un conocimiento múltiple, seamos agentes de cambio dentro de una época de retrocesos, seamos mediadores en un mundo de conflictos, seamos Trabajadores Sociales en acción viviendo la disciplina y la profesión.

Referencias Bibliográficas.

ANGUIANO Molina A.; PLASCENCIA Vázquez C.; PERÉA Aceves, M. (2007). Una visión de Trabajo Social. Epistemología, historia y proceso. ED. Amate, Jalisco, México. P. 51.

CAMARGO Lemus, Amanda (2011) "La investigación transdisciplinaria. Imperativa en Trabajo Social" EN Memoria del XV Encuentro Nacional y V Internacional de Investigación en Trabajo Social "Retos para la investigación para impulsar el desarrollo humano y social". ED. Universidad Sentimientos de la Nación A.C. Campus Chilpancingo, Guerrero, México. Pp. 214-222.

Tello Peón, Nelia. Ires y venires de la intervención del Trabajo Social. TRABAJO SOCIAL UNAM VI Época o Número 1 diciembre 2010 Ciudad de México [p. 60 - 71].


 Deja tu comentario
 Últimas Noticias
Más de Articulos Especiales

Noticias en RSS de Motul NOTICIAS RSS INICIO    |    PODCASTS    |    RADIO Y PROGRAMACIÓN    |    WEB AMIGAS    |    CONTACTO
RadioMotul.com.mx 2017 © Todos los derechos reservados